Una fin de semana perfecto, para una postboda en París.Un lugar diferente, original, con estilo y elegancia, vivimos una aventura divertida mas allá de nuestra comarca. Es increíble ser fotógrafo de postboda en París . Juli y Elena, son esas parejas que si tienen que hacer algo, lo hacen a lo grande. Si hay que montar en bicicleta, cien kms, para que menos, si hay que organizar una boda, Elena te monta la boda más espectacular del año. Y si hay que hacer un postboda o trash the dress, en París. Me apasiona la Fotografía artística de boda. Momentos irrepetibles, recuerdos únicos para esta pareja tan loca.

 

Postboda en París

Pasamos un fin de semana divertidísimo. Sobre todo improvisando en cada momento. Las localizaciones eran brutales, Catedral de Notre Dame, aunque reconstruyendose tenia su encanto, la pirámide del Louvre, la torre Eiffel, el barrio de los pintores y un largo etc. Dependiendo de la hora del día todo va cambiando, me refiero tanto en luz, como en contenido de las escenas, los parisinos, no paran de pasear de aqui para allá, saber modelar la luz, tanto sea natural como artificial te hace crear la atmósfera que tu quieras darle a esa situación. Utilizarla de la mejor forma posible acorde a ese momento, aquí reside el encanto, me vuelve loco usar los flashes en cualquier situación tanto de día como de noche.

Eso es lo bonito de la fotografía. Jugar con la luz, controlar la que tienes, y sumar flashes externos, me encanta crear fotografías artísticas.

Amor, luz y composición con el Sena como testigo

Claro, si a todo esto, además sumas una pareja, loquísima, el resultado no puede ser otro. Fotografías llenas de luz y color. Composiciones diferentes con luces y sombras, e imágenes llenas de vida.

Fotografía artística y creativa – Postboda París

Me lo paso a lo grande en estas sesiones, y al ser una postboda en París, el tiempo no corre tan deprisa como el mismo día de la boda. En una postboda, te puedes permitir ser más creativo, no llevas ningún tipo de prisa, ni nadie que te la meta. Aquí no se mira el reloj, busco mi mejor versión en ese lugar.

Busco fotografías únicas e irrepetibles, que te hagan volar y dar alas a tu imaginación. Comencé en mi oficio por obligación pero a día de hoy, no concibo dedicarme a otra cosa, me encanta disfrutar de mi cámara y de mis parejas, a la cual más maravillosas. Lo importante es ver aquello que resulta imperceptible para los demás, sólo se ve con el corazón.

 

Si te ha gustado esta sesión, te invito a que sigas conmigo y veas una bonita Boda en Cuenca

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *