BODA EN FINCA EL RETAMAR

Boda en Finca el Retamar, una finca para bodas, donde no faltó el más mínimo detalle. Una celebración que prepararon Alberto y Cristina, muy sutilmente, jugaban con ventaja, Alberto es cocinero en este gran lugar.

 

Una fantástica Boda en Finca el Retamar

Una lugar con encanto, que siempre recordare, lleno de detalles y rincones bien decorados. Está situada en Sonseca, y contó una maravillosa historia de amor.

Alberto me recibió en su propia casa, en Sonseca. Él estaba junto con sus padres, hermano y abuelo, estaba muy tranquilo, parecía que el tema no iba con él .Comenzó a vestirse de manera natural, tal y como si no hubiera nadie allí, siempre eso sí, acompañado de esa gran sonrisa que siempre le acompaña, es un chico súper alegre.

En los preparativos no faltaban manos para ayudarle en su tarea para ir a celebrar el día de su boda. Da gusto ver personas, como Alberto, que te reciben con tanta disposición y ganas, de veras que me vuelvo loco con gente así.

 

Y por otro lado tenemos a Cristina. Que decir de Cris, » puff «, son tal para cual, alegre, cuidadosa, bondadosa, simpatiquisima y super risueña, disfrutamos mil de su contagio de energía y buen royo. Ella se preparo en Villaminaya, en casa de sus padres, donde peluquera y maquilladora la pusieron así de guapa y radiante,  y claro… yo estaba allí para dejar constancia de esos momentos de preparativos que tanto me gustan.

Una novia muy ilusionada.

Me parecen que son naturales y espontáneos , en las fotografías se plasma, toda esta energía y buen ambiente que hubo.

Estos momentos los disfruto como el que más. Aquí hubo momentos de todo tipo, íntimos, menos íntimos, risas, lágrimas, en fin una montaña rusa de emociones, cierto es que a mí se me escapaba alguna lagrima que otra, pero tras la cámara me oculto, jejejejejeje.

Puesto el vestido, avanzamos a la parroquia, de la misma localidad, donde Alberto con lagrimas en los ojos nos esperaba emocionadísimo, no era para menos, «como iba Cris «.Aquí se darían el SÍ QUIERO tan esperado por los dos.

El Parroco uno más entre los invitados.

Fue una misa muy emotiva. Donde los pañuelos hicieron falta en más de una ocasión, felicitar al párroco y amigo de los novios que estuvo de diez, «OLEEE, hacia mucho tiempo que no escuchaba a un padre con esa facilidad de palabra «. A la salida de la parroquia de Sto.Domingo de Silos, la gente se aglutinaba para lanzar el arroz , tanto que me tuve que subir a una albardilla, porque no cabía ni un alfiler, me dio un juego increíble para las fotos del arroz.

Fotógrafo de Bodas En Sonseca

Para mí ser fotógrafo de bodas, en Finca el Retamar, no es sólo hacer fotos bonitas, es contar todo tal y como sucede, en cada disparo pongo entusiasmo y corazón, es lo que hace que mis imágenes generen recuerdos, y te hagan volver a ese preciso momento donde todo sucedió.

Si encima el complejo, localización, rincones mágicos, trato cercano, familiar y ante todo profesional, por parte del servicio, que más puede uno desear, se me ocurre algo, no quererme marchar jejejejejjeje.

En definitiva, una Boda en Finca el Retamar, de ordago y una historia contada en imágenes. Gracias pareja por dejarme ser vuestro recuerdo!!!

Os agradecería que si os gusta, que al final del post dejéis vuestros comentarios 😉

Y si te ha gustado su boda, aquí puedes ver otras más.

Compartir esta entrada

1 comentario
  1. Alberto y Cristina
    Alberto y Cristina Dice:

    No has podido describir mejor nuestro gran día, pero nuestra historia contada en imágenes dice todo sobre ti, en tu trabajo encontramos el estilo que buscábamos.
    Desde el primer momento supiste transmitirnos una confianza que solo se deposita en gente que sabe lo que hace y sobretodo que le apasiona su trabajo.
    Gran profesional, cercano, atento…nos hiciste sentir muy cómodos tanto a nosotros como a nuestros familiares y amigos. Estuviste pendiente de cada detalle, de cada sorpresa, de tantas emociones vividas. Las fotos, llenas de luz y de vida nos hacen revivir ese día cada vez que las vemos.
    Estamos encantados con el trabajo final, el resultado ha sido excelente, espectacular, en una palabra, impresionante.
    Sin duda, lo pasamos en grande, reímos, lloramos y todo bañado de esa energía y buen ambiente que percibiste y que se refleja en tus fotos.
    Gracias por inmortalizar la magia de un día tan especial para nosotros y conseguir que grandes momentos duren para siempre.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *